Limpieza y cuidados Ceramiche Caesar, Piastrelle, lastre e soluzioni tecniche in grés porcellanato

Limpieza y cuidados

Descubre cómo se conservan inalteradas las características estéticas y funcionales de nuestros productos.

LIMPIEZA FINAL DESPUÉS DE LA COLOCACIÓN EN OBRA

A las pocas horas del estucado, cuando el estuco empiece a fraguar (se opaca), cepillar el pavimento. En un plazo de 48 h desde el estucado, antes del fraguado completo, mojar el pavimento con una solución ácida de acción tamponada, en un porcentaje de dilución variable según el tipo de superficie (lisa o estructurada).

Extender uniformemente la solución con un ácido específico para gres, frotando con una borla lavapavimentos o con una escoba monodisco giratoria para grandes superficies, dotada de discos adecuados para este uso, y dejar actuar unos minutos.

Enjuagar bien con agua caliente y trapos limpios, repetir la operación varias veces hasta la completa eliminación de cualquier aureola o residuo presente en los intersticios, cambiando con frecuencia el agua de enjuague. Terminar con un secado.

Prestar atención para evitar el contacto de la solución ácida con materiales de otra naturaleza (metales, mármoles, etc.).

ATENCIÓN!! el estuco epoxídico no se puede limpiar una vez fraguado, salvo mecánicamente, pero con riesgos para la superficie de las baldosas. Para más consejos y precauciones, dirigirse al fabricante del estuco.
Prestar atención especialmente en caso de productos grabados, pulidos y antideslizantes; para estos últimos, el cepillado con un lavapavimentos, junto a la acción ácida, permite llegar a todos los intersticios de la estructura, facilitando la limpieza. Si el lavado no se realiza, o se realiza tarde, los residuos de estuco, que habrán creado una película cementicia externa absorbente, tenderán a retener la suciedad en la superficie, que resultará difícil de limpiar completamente: en estos casos, Ceramiche CAESAR S.p.A. se exime de cualquier responsabilidad.

 

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

Si se han respetado las reglas de la limpieza final de obra, el mantenimiento ordinario, es decir, la limpieza cotidiana para la eliminación de la suciedad causada por el tránsito y por el uso de la superficie embaldosada en general, se soluciona razonablemente.

Cabe recordar que el gres porcelánico es un producto cuyas características permiten obtener los máximos niveles de resistencia mecánica, al desgaste, a los ácidos (menos el ácido fluorhídrico y sus derivados) y a las bases, características a las que se añaden altos valores estéticos. El gres porcelánico mantiene una mínima absorción.

Esto constituye una propiedad intrínseca del producto. En la producción CAESAR, como se indica en la ficha técnica, dicha absorción se mantiene dentro de los mínimos absolutos, por lo tanto, con cualquier uso de nuestros productos se conseguirán los mejores resultados de empleo.

El mantenimiento ordinario deberá realizarse con productos detergentes específicos para eliminar la suciedad y las manchas, evitando los productos que enceran o crean film o película. El enjuague con agua limpia es fundamental para una óptima operación de limpieza, por lo que recomendamos no utilizar productos con la indicación “no necesita enjuague”.

Los productos claros, especialmente de color blanco y extrablanco, sobre todo en versión pulida, lapada, brillante y satinada, si bien se pueden limpiar, a veces son delicados en presencia de ciertas manchas, que pueden dejar marcas o aureolas visibles, a diferencia de lo que ocurre con los productos más oscuros. Recordar que estos productos requieren un tratamiento de limpieza más complejo.
Los productos blancos responden a la norma UNI EN ISO 14411 Anexo G 10545-14 (determinación de la resistencia a las manchas), válida para materiales de primera selección en términos de limpiabilidad: manchas más específicas requieren una limpieza extraordinaria con detergentes especiales para el tipo de mancha en cuestión. Las normas citadas no prevén la limpieza de huellas de goma (zapatos, tacos, tapones de sillas, etc.), especialmente en los ambientes donde estos fenómenos son más posibles y repetitivos: Ceramiche CAESAR S.p.A. se exime de cualquier responsabilidad al respecto. Con todas las categorías de superficies de la gama Caesar, la limpieza puede realizarse lavando con agua limpia o con agua y lejía o alcohol hasta el 50%. Recomendamos realizar limpiezas periódicas con productos básicos de microespuma para gres porcelánico, seguidas de un enjuague minucioso y secado.

 

LIMPIEZA EXTRAORDINARIA

Al observar manchas o aureolas de diferente naturaleza, se puede intervenir para eliminarlas sin problema, ya que el gres es un material de muy baja absorción, resistente a los ácidos y las bases. Según el tipo de mancha podemos intervenir con:
- ÁCIDO para manchas de naturaleza INORGÁNICA,
- BÁSICO para manchas de naturaleza ORGÁNICA,
- SOLVENTE para manchas de naturaleza SINTÉTICA.
No utilizar ácidos de ferretería o estantería (como ácido muriático), ya que además de eliminar los residuos de estuco dañan irremediablemente la junta. Se recomienda prestar atención a todos los productos que contienen ÁCIDO FLUORHÍDRICO (HF), YA QUE DAÑAN IRREMEDIABLEMENTE TODAS LAS SUPERFICIES CERÁMICAS. Para saber qué productos utilizar según el tipo de mancha, fáciles de conseguir en el mercado, consultar la tabla adjunta.

 

ADVERTENCIA


Las sugerencias dadas anteriormente son fruto de estudios de investigación, pruebas en laboratorio y muchos años de experiencia. Sin embargo, la aptitud de cada material para la limpieza varía de manera significativa de acuerdo con las modalidades de instalación, las condiciones de uso y el tipo de superficie y ambiente. En general, al aumentar las características antideslizantes de las baldosas, aumentan las dificultades de limpieza. El operador profesional encargado del trabajo de mantenimiento deberá realizar una verificación empírica preliminar (en lo posible sobre una porción de material no colocado) por cada tipo de intervención. En caso de condiciones de uso  particularmente severas (por ejemplo, talleres mecánicos o ambientes con alta presencia de residuos de aceite o huellas de neumáticos), o de instalación o limpieza no adecuadas, Caesar se exime de toda responsabilidad con respecto a la eficacia de las operaciones de limpieza y mantenimiento. Caesar no puede asumir ninguna responsabilidad con respecto a eventos, daños y defectos debidos a errores de instalación, falta de limpieza o mantenimiento, o elección inadecuada del tipo de material y de los adhesivos con respecto al uso previsto.